Los tours en bicicleta se están convirtiendo en la mejor forma de conocer un país. Especialmente, su zona rural y los pueblos alejados de las grandes ciudades. Por ejemplo, en Alemania se realizan tours para visitar zonas en las que incluso se pueden realizar visita a algunos de sus castillos más famosos, como en el neuschwanstein tour que lleva al castillo de este nombre.

Sobre la bici es mucho más fácil disfrutar de los paisajes y se pueden utilizar rutas que no son accesibles por coche. Además, es una manera perfecta de viajar con la familia y de hacer deporte a la vez que se conocen distintos lugares. Estas rutas en bici permiten parar en cualquier sitio que guste para hacer fotos y también detenerse en los pueblos más pequeños, alejados de las rutas turísticas para hablar con la gente o para descubrir cómo es realmente la vida de la gente del país fuera de sus ciudades más famosas.

 

Tours para todo tipo de personas

Este tipo de tours suelen estar enfocados para grupos de personas muy diversas y por tanto su dificultad no es alta. En cada excursión suele estar especificado su grado de dificultad o las edades recomendadas para participar. La gran mayoría son para toda la familia, por lo que no es difícil encontrar rutas muy sencillas para poder hacerlas sin entrenamientos previos.

No obstante, para los amantes de las aventuras se organizan rutas más complicadas, por ejemplo en zonas de montaña, para que puedan pasarlo bien con caminos complicados, cuestas y todas esas cosas que los que ya tienen un buen entrenamiento saben apreciar y consideran un apasionante reto.

 

El idioma no es un problema

Otra de las preguntas que mucha gente se hace sobre este tipo de rutas en bici es si las explicaciones van a ser en español. Pero no hay que preocuparse porque hay empresas expertas en realizar estas excursiones en nuestro idioma. Los guías hablan español y todas las instrucciones y mapas están realizados en esta lengua para que nadie se pierda nada de lo que ocurre.

Así, se puede disfrutar de todas las explicaciones y, si hay más gente en el viaje organizado, compartirlo con personas que hablan nuestro idioma y con las cuales es más fácil socializar y establecer conversaciones, haciendo la ruta mucho más agradable y aumentando las posibilidades de conocer gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *